United Church of Christ

Predícalo

1 Samuel 3:15-17ª “… ¿Qué fue lo que te dijo el Señor? ... Te pido que no lo ocultes…”

 

 

Mientras leía esta historia del Profeta Samuel nuevamente, noté varias verdades que no había notado antes. Con tal narrativo, me sentí empoderado, tal vez como lo sentía el profeta por el llamado de Dios en su vida.

Sin embargo, cuando Dios deposita una palabra en tu espíritu para compartir o declarar, y especialmente cuando es para reprobar, luego deseamos que fuera un mensaje bonito y fácil. No podemos, en buena conciencia, ahorrarnos el corregir cuando experimentamos injusticias. Habla lo que el Espíritu del Señor te esté dando. Haz lo que Dios te está moviendo para hacer. Ve dónde Dios te envíe. No importa cómo de difícil sea el mensaje o revelación, si vino de Dios, no caerá sobre tierra, sino que cumplirá su propósito: hablar verdad y virtud. No deberíamos temer lo que pueda suceder al hablar lo recto frente al mal del cual seamos testigos.

No te quedes callado, si “ves algo, di algo”, como la frase conocida. Sea acoso, abuso, racismo, discriminación, homofobia, transfobia, xenofobia, violencia o lo que fuera, haz el bien mientras te guía Dios. Así es el ministerio verdadero. Somos ungidos para hablar la verdad a poder, no porque seamos mejor que nadie, pero porque hemos escuchados.

 

Oración: Precioso Dios, gracias por hablarme y ver mi voluntad presta para escuchar lo que tu Espíritu habla a mi alma. Ayúdame a compartir tu mensaje de virtud, aún cuando me sienta aprensivo, temeroso, o con ansias. Que tus palabras de vida fluyan a través de mí. Que yo pueda ver justicia, amor y misericordia para todos. En el nombre de Jesús, el Cristo, amen.

 


Please review our Community Guidelines before posting a comment. If you have any questions, contact us.