Programa Alianza para la Justicia Economica

Programa Alianza para la Justicia Economica

Redactar y Aprobar el Pacto 

Escribe la visión, y declárala en las tablas, para que corra el que leyera en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo; porque sin duda vendrá, no tardará. Habacuc 2:2b - 3

Cómo redactar y aprobar el pacto dependerá de cada congregación. Algunas congregaciones son más formales y siguen procedimientos mientras que otras son más informales. A continuación les sugerimos un método. Puede utilizarse tal cual o modificarlo para que incluya elementos que funcionen mejor con la cultura y estilo de cada congregación.

1. Provea tiempo para aprender y discernir sobre los temas de justicia económica

2. Fase de redacción

3. Busque opiniones sobre lo que significará para la congregación convertirse en una Iglesia de Justicia Económica

4. Escriba el primer borrador del pacto

5. Muéstrele los primeros borradores a los líderes clave y otros miembros de la congregación

6. Solicite aprobación para seguir adelante  

7. Comparta el borrador final con la congregación y tome una decisión

8. ¡Celebre la decisión!    

9. Identifique a su iglesia como una Iglesia de Justicia Económica

 1. Provea tiempo para aprender y discernir sobre los temas de justicia económica

Esta fase puede tomar algunos meses y no hacerse a la carrera. Los miembros llevan a cabo el culto, oraciones y estudios bíblicos de estos temas. Emprenderán nuevas experiencias y cosecharán nuevas amistades que romperán las barreras raciales y sociales. Explorarán elecciones personales y estilos de vida que tendrán un impacto sobre la justicia económica.

En una cultura materialista en la que la economía depende del consumo, esta travesía llevará a muchos miembros de la congregación a territorios desconocidos. Algunos necesitarán tiempo para reflexionar y considerar nuevas formas de vivir y ver la vida. Algunos querrán contar con el apoyo de un grupo para explorar estos nuevos pensamientos y sentimientos. El concepto de trabajar para cambiar estructuras económicas puede resultar amenazante para algunos. Deben discutirse los temores, dudas y preguntas antes de que la congregación tome una decisión sobre su futuro.

 2. Fase de redacción

Una vez hayan discutido el tema de justicia económica por medio del culto, aprendizaje y discernimiento, el comité de planeación puede solicitarle al cuerpo gobernante eclesiástico que apruebe el proceso de redacción de un pacto de justicia económica.

 3. Busque opiniones sobre lo que significará para la congregación convertirse en una Iglesia de Justicia Económica

 Al mismo tiempo, el comité debe darle la oportunidad a la congregación de explorar que puede significar convertirse en una Iglesia de Justicia Económica. ¿Qué cambiará si la congregación decide convertirse en una Iglesia de Justicia Económica? ¿A qué debe comprometerse la congregación si toma esta decisión?

Puede que el enfoque de la conversación haya pasado de ser “¿Debemos convertirnos en una Iglesia de Justicia Económica?” a “¿Cómo serían las cosas si fuéramos una Iglesia de Justicia Económica?” Antes de tomar una decisión, la congregación debe considerar lo siguiente: “¿Qué significa ser una Iglesia de Justicia Económica en este momento y en este lugar?”

Los siguientes pasos pueden ser útiles para llevar a cabo estas conversaciones:

  • Convoque una serie de conversaciones sobre este tema antes o después del culto e invite a todos los miembros de la congregación a asistir al menos una vez..
  • Pídale a los grupos ya establecidos – grupos de hombres y mujeres, comités, grupos de jóvenes y adultos – que añadan esta conversación a la agenda de su reuniones.
  • Asegúrese de anotar las sugerencias que surjan de estas conversaciones, ya que pueden incorporarse al pact.

     4. Escriba el primer borrador del pacto

     El comité de planeación puede encargarse de escribir el pacto, o puede delegar esta función a un comité. El pacto puede basarse en uno que ya exista o puede ser completamente nuevo. De todos modos, tome como base las experiencias y preocupaciones de su congregación. Incluya las ideas que han surgido en las conversaciones sobre lo que significará esto para el futuro de la iglesia.

    El pacto puede ser corto o largo, detallado o general. Quizás le conviene escribir un pacto que sea atemporal, que aún sea aplicable de aquí a 5 ó 10 años. De ser así, el pacto podría incluir el compromiso de la congregación de escribir y aprobar una declaración más específica, “un plan de trabajo”, cada año o dos años sobre cómo se implementará el pacto durante ese periodo.

    Existen otros elementos que pueden incluirse en el pacto:

    • Uno o varios pasajes bíblicos clave que la congregación haya considerado de mucho valor durante el proceso de discernimiento y un comentario corto sobre el pasaje.
    • Un reconocimiento de que la iglesia está llamada a hacer justicia, particularmente justicia económica, en un mundo de abundancias en el que hay mucha pobreza.
    • Historias, datos e información que apoye la decisión de luchar contra las injusticias económicas.
    • Un resumen del trabajo previo que la congregación ha hecho en temas de justicia económica, y previas medidas o posiciones que la congregación ha tomado al respecto.
    • Una descripción del llamado de la congregación a involucrarse en este asunto por primera vez o más profundamente.
    • Medidas para lidiar con el salario y los beneficios de los empleados de la iglesia y la forma en que se contrata y trata a los contratistas.
    • Una declaración del compromiso de la congregación de convertirse en una Iglesia de Justicia Económica.
    • Declaraciones que definan lo que esto significará de cara al futuro – cómo cambiará la vida de la iglesia y sus miembros como resultado de esta decisión.

    Por ultimo, una vez incluya los elementos esenciales del pacto, es preferible que este sea corto y simple en lugar de ser largo y complicado..

    En la página web de los Pactos de las Congregaciones, puede leer los pactos de otras congregaciones que han se han convertido en Iglesias de Justicia Económica.

     5. Muéstrele los primeros borradores a los líderes clave y otros miembros de la congregación

    Pídale a los miembros clave (el pastor, moderador y otros), ministerios y comités de su iglesia que revisen el primer borrador. Una vez incorpore sus comentarios, distribuya un Segundo borrador del pacto para obtener comentarios de los miembros de la congregación y todos los comités de la iglesia.

    Asista a las reuniones de los grupos de jóvenes y adultos jóvenes para recibir sus comentarios. Visite las clases dominicales de secundaria y preparatoria. Asista a las reuniones de los grupos de hombre y mujeres para recibir sus comentarios. Visite al comité de misiones, diáconos y directivos. Comparta el pacto con otros grupos especiales y comités.

    Incorpore todos los comentarios al borrador final.

     6. Solicite aprobación para seguir adelante

    A esta altura, el borrador del pacto está llegando a su fase final. En algunas congregaciones conviene buscar una aprobación final del consejo gobernante y obtener su visto bueno para tomar la decisión de convertirse en Iglesia de Justicia Económica. Elija una fecha tentativa para que la congregación tome su decisión.

     7. Comparta el borrador final con la congregación y tome una decisión

     Distribuya la versión final del pacto. Puede imprimirla en el boletín dominical y en un boletín mensual. Puede dejar copias disponibles en el salón de actividades o el atrio de la iglesia.

    Luego, organice conversaciones con los miembros de la congregación. Pueden llevarse a cabo en discusiones abiertas al público antes o después del culto o por la tarde. Busque lugares en los que puede compartir el pacto y hable sobre lo que el pacto puede significar para la congregación y su labor en el mundo.

    A esta altura, el contenido del pacto ya debe estar finalizado y solo debe editarse por cuestiones de gramática. Pero si es necesario hacer cambios sustanciales, pueden crear otro borrador y compartirlo con la congregación.

    Avísele a la congregación cuándo se tomará la decisión de convertirse en Iglesia de Justicia Económica. Esta decisión puede tomarse por medio de votos, consenso o cualquier otro método para tomar decisiones que utilice la congregación. Convoque una reunión de la congregación el domingo que haya elegido para tomar la decisión. Lean el pacto en grupo. Luego pueden formalizar la decisión adoptando el pacto.

     8. ¡Celebre la decisión!  

     9. Identifique a su iglesia como una Iglesia de Justicia Económica

    Publique el pacto en una ubicación prominente y vistosa. Agregue también la designación “Iglesia de Justicia Económica” a la firma, hoja membretada de la iglesia, el boletín dominical y otros lugares como un testigo ante el mundo y para recordarle a la congregación el compromiso que se ha hecho.

    EL comité de planeación debe llevar a cabo dos últimos actos oficiales. Primero, debe asegurarse de elegir o delegar un grupo para que comience a implementar las medidas que exige el pacto. Para más información, lea la sección Viviendo el Pacto a continuación. En segundo lugar, comparta con el Ministerio de Justicia y Presencia Testimonial que su congregación es una Iglesia de Justicia Económica y envíe una copia de su pacto al Ministerio de Justicia y Economía por correo electrónico o llame al 1-866-822-8224, ext. 3700. El pacto será publicado en la página web del pactos de las congregaciones.

    Una de nuestras congregaciones ya ha pasado por este proceso, United Church of Chapel Hill en Carolina del Norte. Puede leer su pacto y su historia.

    Contact Info

    Edith Rasell, Ph.D.
    Minister for Economic Justice
    700 Prospect Ave.
    Cleveland, OH 44115
    216-736-3709
    raselle@ucc.org