Involucrando al Espíritu

Prácticas Espirituales

“Los que esperan en Jehová tendrán fuerzas nuevas, levantarán sus alas como las águilas, correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán.”  Isaías 40:31

Habituarse regularmente a las prácticas espirituales arraiga con más firmeza nuestro pensamiento y acciones en la fuerza y la verdad de Dios. Nos permite obtener más perspectiva y nos ayuda a discernir mejor. Llegamos a tener una idea más clara sobre el camino a seguir. Nos hacemos más fuertes física, emocional y espiritualmente, capaces de seguir adelante incluso cuando los poderes y directivas se alinean en nuestra contra. Muchas de estas prácticas tienen sus raíces en tradiciones antiguas, pero aportan una base espiritual para el presente igual que lo hicieron en el pasado. Las prácticas son la forma en que nuestro Dios, sabio y amoroso, nos da la dirección, fuerza y ‌‌compasión que necesitamos para ser personas que promueven y trabajan por la justicia.

Oración Centrada
El Ayuno
El Día de Reposo
Retiros Espirituales
Bibliografía para Prácticas Espirituales

 Oración Centrada

Esta práctica antigua ha sido "redescubierta" en los últimos 20 a 30 años. La práctica de la oración centrada puede ayudarnos a profundizar nuestra relación con Dios. En pocas palabras, la oración centrada es la oración en silencio que prepara a un individuo para que experimente la presencia de Dios desde su interior. También invita a esa presencia y facilita nuestro movimiento hacia Dios.

Contemplative Outreach ofrece información adicional y otros recursos. También puede ver más en los libros escritos por Thomas Keating. Vea algunos libros sugeridos al final de esta sección.

 El ayuno

El ayuno es otra práctica antigua que puede ser benéfica en la actualidad. Tradicionalmente el ayuno significa la abstinencia de alimentos, pero en un mundo comandado por el hambre y el afán por tener muchas cosas— lo último en aparatos electrónicos, ropa, casas grandes, autos de lujo, comida—, podemos beneficiarnos de diversos tipos de abstinencia. El ayuno nos ayuda a resolver nuestras necesidades y deseos, y pone en perspectiva nuestra abundancia.

El ayuno nos permite desarrollar un mayor aprecio por lo que tenemos y sentir una mayor compasión por aquellos que tienen menos que nosotros. Haciendo algo que es difícil, que nos limita, vamos más allá de nuestro poder de voluntad. Para permanecer firmes tenemos que confiar en Dios y buscar la fortaleza y el  poder en Dios. Los místicos también nos dicen que a medida que nos vaciamos de las cosas y los deseos, creamos más espacio para que Dios entre, permitiéndole brillar dentro de nosotros, traer el amor y la justicia, la paz y la comodidad.

En su libro Soul Feast, Marjorie Thompson escribe: "Cumplir con un ayuno que yo misma me he impuesto no siempre es fácil. Tengo que recurrir a la ayuda de Dios para lograr mi objetivo. Sin embargo, al participar en una práctica regular de ayuno, "las cosas" empiezan a perder su poder sobre mí. Veo con más claridad mi propia abundancia y la falta de abundancia en los otros. Puedo distinguir claramente mis necesidades de mis deseos y llegar a administrar mejor mi dinero, tiempo y talentos".

Además de ayuno de la comida (o ciertos tipos de alimentos), u otros bienes materiales, podemos también establecer un ayuno sobre ir de compras, ver televisión, usar las redes sociales, el celular, el auto, o cualquier cosa que creemos que nos tiene consumidos. Si alguien decide ayunar alimentos, debe asegurarse que no pondrá en riesgo su salud. Nunca debe hacerse ayuno de agua.

 El Día de Reposo

Para muchos cristianos, los Diez Mandamientos son los principios éticos más fundamentales. "No robarás", "No matarás", "Honrarás a padre y a madre". No hay nada más básico que eso.

Sin embargo, ¿qué significa observar el día de reposo para santificarlo? ¿Es un mero recordatorio de que se supone vayamos a la iglesia el domingo? El mandamiento no dice que hay que ir a la iglesia para adorar a Dios con  amigos y vecinos una vez a la semana. Dice que debemos mantener un día santo. ¿Por qué es tan importante ese mandamiento como para que haga parte de los 10?

El día de reposo es un día para poner a Dios primero en nuestras vidas, un día para abstenerse de nuestro habitual ritmo frenético. Es un día para apartarnos de todas las  cosas que nos distraen, que buscan nuestra atención y que nos hacen creer que son lo más importante en nuestras vidas. Nuestras respuestas a las siguientes preguntas pueden ayudarnos a aclarar la importancia del día de reposo en nuestras vidas:

  • ¿Qué estoy llamado a hacer en el día de reposo?
  • En mi vida, ¿cómo puedo actuar para poner a Dios primero?
  • En este día tan importante, ¿cómo puedo usar mi tiempo de manera que Dios esté en primer lugar?

 Retiros Espirituales

Los retiros espirituales son viajes de fe que nos ayudan a profundizar en nuestra espiritualidad y pueden ayudarnos a generar transformaciones. Sin importar si el retiro está enfocado en individuos o grupos, puede inspirar profundamente y renovar. Un retiro puede ser un tiempo de discernimiento o una guía para que el participante avance en su vocación como discípulo fiel. Los retiros pueden ser una fuente de energía para transformar la vida de una congregación, un individuo o el mundo.

Los retiros pueden tener una estructura dirigida a un grupo y seguir un programa, o pueden carecer de estructura y en cambio tener espacio para los individuos o grupos para que sigan los caminos que el Espíritu muestre.

Varios sitios en internet listan opciones de retiro y lugares:

 Bibliografía para Prácticas Espirituales

Chittister, Joan, The Rule of Benedict, Crossroads Publishing Co, 2004.

Keating, Thomas, Open Mind, Open Heart: The Contemplative Dimension of the Gospel, Continuum Publishing Co., 2005 (20th anniversary edition).

Keating, Thomas, Intimacy with God: An Introduction to Contemplative Prayer, Crossroads Publishing Co., 2009.

Keating, Thomas, Invitation to Love: The Way of Christian Contemplation, Continuum Publishing Co., 1994.

Muller, Wayne, Sabbath: Finding Rest, Renewal, and Delight in Our Busy Lives, Bantam Books, 1999.

Thompson, Marjorie J., Soul Feast: An Invitation to the Christian Spiritual Life, Westminster John Knox Press, 1995.

Vennard, Jane, Praying with Body and Soul, Augsburg Fortress Press, 1998.

SECTION MENU
CONTACT INFO

Ms. Edith Rasell, Ph.D.
Minister for Economic Justice
700 Prospect Ave.
Cleveland, Ohio 44115
216-736-3709
raselle@ucc.org