Programa Alianza para la Justicia Económica

Involucrándose en los Temas 

A medida que una congregación debate si debe convertirse o no en una Iglesia de Justicia Económica, puede resultar útil conocer las injusticias económicas que millones, incluso miles de millones, de personas sufren a diario. O, una vez la congregación decida convertirse en Iglesia de Justicia Económica, conviene explorar los varios temas para discernir qué clase de justicia está llamada a hacer.

Esta sección del Programa del Pacto de Justicia Económica está diseñada para proveerles a los lectores pequeñas cantidades de información importante sobre varios temas de justicia económica. No se aturda. Observe la lista de temas y determine cuál le llega al corazón suyo y al de la congregación. ¿A qué fue llamado en esta ocasión?

Cada sección incluye enlaces a más recursos y sugerencias sobre cómo involucrarse y empezar a cambiar condiciones injustas. Además de los recursos y organizaciones que aparecen en estos enlaces, probablemente existan entidades locales o a nivel estatal cerca de su iglesia que también lidien con estos temas. Puede que usted prefiera trabajar cerca de casa con alguno de estos grupos.

Justicia Economica
El Sínodo General de la UCC y la Justicia Economica 
Estudio de Libros

Cómo Involucrars 

 Justicia Economica

Encontrar más información
(en Inglés) 

La Economía de los E.U.
   Pobreza en los E.U.
   Justicia Laboral en los E.U.

Globalización Económica
   Pobreza Mundial
   Deuda del Tercer Mundo 
   Comercial Justa, no "Libre"
   Privatización
   Agua
   Alimentos y Terreno
   Maquiladoras 

Justicia Racial

Inmigración
  
Medio Ambiente 
 
Educación Públic 

¡Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo en balde, y no dándole el salario de su trabajo! Que dice: Edificaré para mí casa espaciosa, y salas airosas; y le abre ventanas, y la cubre de cedro, y la pinta de bermellón. ¿Reinarás porque te rodeas de cedro? ¿No comió y bebió tu padre, e hizo juicio y justicia, y entonces le fue bien?

Él juzgó la causa del afligido y del menesteroso, y entonces estuvo bien. ¿No es esto conocerme a mí,? dice Jehová.  Jeremías 22:12-16.

La Sagrada Escritura revela que la lucha por establecer justicia económica para todos es un pilar de la fe cristiana. La Biblia contiene varios pasajes dedicados a los pobres y a temas de justicia económica. Queda en evidencia la profunda preocupación de Dios por los últimos, los perdidos y los menospreciados. Como quedó ilustrado en la historia del Evangelio en la que Jesús y sus discípulos alimentan a miles de personas con unos pocos panes y peces (San Mateo 14:13-21; 15:32-38), la economía de Dios es un regalo de gracia que no se vende en el mercado. La economía de Dios provee en abundancia para todos los hijos de Dios.

Estamos llamados a compartir la abundancia de Dios con nuestros vecinos. Los pobres y los marginados son miembros especiales de la comunidad de Dios y estamos llamados a hacer justicia para los más débiles (San Mateo 25:40). La Biblia nos enseña que las reglas diseñadas para beneficiar algunos segmentos de la sociedad no deben mantenerse vigentes si también perjudican a los pobres. “Oíd esto”, advierte Amós (8:4), “los que explotáis a los menesterosos, y arruináis a los pobres de la tierra…” En el Siglo XXI, se puede decir que explotar a los pobres o depender de los mercados para que suplan las necesidades de todos va en contra de la voluntad de Dios. 

 El Sínodo General de la UCC y la Justicia Economica

El Sínodo General ha hablado repetidamente sobre la necesidad de establecer justicia económica. Dos pronunciamientos del Sínodo son especialmente informativos:

  • Christian Faith: Economic Life and Justice [11.4 MB], aprobado por el Sínodo General XVII in 1989, identificó la lucha por lograr justicia económica para todos como un elemento imperativo de la fe cristiana e hizo un compromiso por establecer un salario mínimo nacional, seguro médico universal, pleno empleo, viviendas asequibles y educación de calidad universal.

Algunas resoluciones importantes son:

  • For the Common Good (Sínodo General XXV, 2005) exige impuestos justos, servicios e instituciones públicas, pleno empleo, salario básico, ingresos adecuados para cada individuo, vivienda asequible y transporte público. 

Todas las resoluciones y pronunciamientos sobre temas de justicia económica emitidos por el  Sínodo General desde 1999 e incluso algunos previos a esa fecha se encuentran en la pagina web 

 Estudio de Libros

A algunas congregaciones les resulta útil estudiar libros para adquirir conocimiento sobre asuntos de justicia económica. A continuación le recomendamos libros y un artículo que pueden satisfacer las necesidades de información de su congregación.

The Heart of Christianity por Marcus Borg, Harper Collins, 2003. Ser cristiano significa amar a Dios y amar todo lo que Dios ama. Por lo tanto, estamos llamados a hacer justicia.

God’s Politics por Jim Wallis, Harper Collins, 2005. Un llamado a las iglesias a que se involucren en la lucha por conseguir justicia y paz.

Rich Christians in an Age of Hunger by Ronald J. Sider, W Publishing Group, 1997.

World Hunger: Twelve Myths, 2nd ed. por Frances Moore Lappe, Joseph Collins, and Peter Rosset; Grove Press, 1998.

The Working Poor: Invisible in America por David K. Shipler, Vintage Press, 2004. 

Nickel and Dimed: On (Not) Getting by in America por Barbara Ehrenreich, Henry Holt and Co, 2002.

Winner-Take-All Politics by Jacob S. Hacker and Paul Pierson, Simon and Schuster, 2010. How policy choices have enriched the rich, hurt the poor, and eroded the middle class. See the review by UCC's Rev. Anthony B. Robinson in Christian Century.

The Liturgy of Abundance, The Myth of Scarcity escrito por el teologo de la UCC Walter Brueggemann fue publicado en 1999 por la revista Christian Century. El artículo provee un buen punto de partida para iniciar una conversación sobre la justicia económica.

SECTION MENU
CONTACT INFO

Ms. Edith Rasell, Ph.D.
Minister for Economic Justice
700 Prospect Ave.
Cleveland,Ohio 44115
216-736-3709
raselle@ucc.org