10 Poderozas Razones

10 Poderozas Razones

 

10 Poderozas Razones Para Probar La UCC

10. ¿Qué tal que la Iglesia fuera tu platillo favorito?...Sí, comiste bien tu platillo favorito. Te acuerdas cuando eras una criaturita pequeZa que te llevaban a la Iglesia te prometían que si te portabas bien en cuanto se acabara la celebración del culto te llevarían a los juegos, a tomar un helado (nieve) o a algún lugar especial para tí. Sin embargo, ahora vas a escuchar la palabra de Dios sin que nadie te prometa nada; lo único que de antemano sabes es lo que Dios te ha prometido: LA SALVACION. En la UCC, las cosas son a menudo absolutamente diferentes con un sabor inigualable y digno de ser probado. ¿A caso no te acuerdas de ese platillo que a primera vista no parecía tan rico y... ¿qué pasó cuando lo probaste?, ahora es tu favorito, ¿no?

9 Variedad...Las congregaciones de la UCC tienden a adaptarse a la gente que se siente llamada para servir en su comunidad local. El resultado es una variedad amplia de tradiciones, de expresiones y de valores musicales que tienen integridad y propósito. Del conservador al liberal, nosotros no dictamos condiciones en la variedad.

8. No tienes que disculparte u ocultarte...No te disculpes ni te acomplejes... Eres como eres y te aceptamos tal cual eres sin esperar que te disculpes o que te escondas. En la UCC encontrarás una iglesia en donde te sientas cómodo y te sientas que perteneces a esa comunidad, ahí serás alimentado espiritualmente y serás preparado para enfrentar los retos que la vida nos depara cuando decidimos crecer espiritualmente y abiertamente.

7. Sin necesidad de esperar...No tienes que esperar a que la membresía sea enviada por correo para pertenecer a la iglesia o para acudir a las celebraciones. Anda, ven y entérate de lo que está pasando en nuestras iglesias; te darás cuenta que este ambiente es lo que buscas y esperas. Si deseas ser miembro, en muchas de nuestras iglesias encontrarás un lugar para ayudar a satisfacer tu necesidad de recibir y de dar. Puedes visitarnos cuando quieras; las puertas están abiertas para tí, independientemente de que seas o no miembro de la UCC.

6. Dios todo lo puede...puede hacer que sople el viento y hacer que las hojas de los árboles se muevan y se caigan, Dios le dio inteligencia y poder a la humanidad para hacer que la madera de esos árboles se convierta en una pista de bailar; este es un ejemplo palpable de lo que Dios puede hacer con los árboles y de lo que el ser humano puede hacer con la voluntad de Dios. Ejemplo: entre lo que Dios ha echo con la UCC y sus comunidades están las siguientes: fuimos la primera iglesia en favor de la abolición de la esclavitud (1700), la primera en ordenar al santo ministerio a una persona africano-americana (1785), la primera en ordenar a una mujer (1853), fuimos pioneros en las misiones extranjeras (1810), la primera en ordenar a lesbianas, homosexuales, bisexuales, y a personas de transgénero (1985). Valoramos la educación para toda la gente, fundamos las universidades de Harvard y Yale, también muchas universidades históricamente negras, seis de las cuales permanecen funcionando a esta fecha.

5. Un Dios, una fe y un bautismo para todos...cuando se es bautizado en nuestra comunidad, prometemos que nunca te abandonaremos. No importa qué es lo que descubras de tí o qué es lo que otros descubran en tí a lo largo de la jornada de tu vida. Creemos que el bautismo coloca a cada uno de nosotros en el cuerpo de Cristo por siempre. Bautizamos a infantes, otros como adultos, salpican con agua a unos y se sumergen otros. Algunos reclaman su bautismo de cuando eran miembros de otra denominación o de otra iglesia. Para cada uno de nosotros, sin embargo, el bautismo es algo muy grande, poderoso y nos limpia por siempre. Creemos que aún siendo viejo, joven, heterosexual, lesbiana, homosexual, bisexual, transgénero, con distintas habilidades físicas o emocionales, rico o pobre, seguro o inseguro, perdido o encontrado, demócrata o republicano, tenemos un lugar en el cuerpo de Cristo. El bautismo es tu identificación personal que dice que eres una persona con pleno derecho de asistir y de ser miembro de la iglesia; y nadie puede quitarte ese derecho.

4. ¡Buenas noticias para el pueblo!...Pon atención al punto número

5. Todas estas son buenas noticias.

3. De fiesta… La iglesia de Dios está de fiesta y nos invita a todos. En la fiesta de Dios se alimenta al que tiene hambre y sed espiritual. La comunidad es la que nos ayuda con fuerza y vigor a superar los tiempos difíciles. Cuando se nos alimenta nuestra hambre espiritual nuestra autoestima sube y nuestro pensamiento se vuelve positivo; así también necesitamos a nuestros amigos y no a jueces (Sin afán de ofender a los jueces) para que nos apoyen en nuestra jornada diaria.

2. Dirección Espiritual. . . No estamos hablando de compromiso, sino de relaciones con Dios. La relación más importante es nuestra relación con Dios, la segunda es nuestra relación con el resto de la familia humana. En equilibrio, estas relaciones producen la justicia en medio de la injusticia, amabilidad con el déspota y en la humildad de la aceptación; combinación que nos deja en la presencia de Dios, quien es el que sabe nuestros pensamientos íntimos y nos ama incondicionalmente tal cual somos. Las jornadas espirituales pueden ser como el equipo de ejercicio que compramos y que guardamos debajo de la cama. Sin los entrenadores y compaZeros de entrenamiento. La mayoría empezamos muy apegados al entrenamiento cuando en menos de una semana ya no tenemos ni la inspiración ni el vigor para continuar. Es por eso que se necesita del entrenador que es Dios y de los compaZeros de entrenamiento que es la comunidad. ¡Ven y únete a nuestro equipo!

1. Tú ...eres uno de las 10 poderosas razones para chequear la UCC porque sin tí somos nadie..

Section Menu