La Misión Educativa

La Misión Educativa

La Misión Educativa de la Iglesia Unida de Cristo

A la Iglesia Unida de Cristo
La Misión Educativa de la Iglesia Unida de Cristo
Hacia una Visión de la Educación en la Iglesia Unida de Cristo
Medios Donde Ocurre el Aprendizaje
Educación a Traves de la Vida
Un Llamado al Diálogo

A la Iglesia Unida de Cristo

¿Cuál es el centro de la vida de la Iglesia? ¿Qué es lo que predicamos y enseñamos? ¿Cuál es el "corazón" del evangelio?

Predicamos a Cristo crucificado, a Cristo como el poder y la sabiduría de Dios."Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres". (I Cor. 1:23-25). En la cruz de Cristo, Dios reconcilió al mundo consigo mismo. En el momento más obscuro de la historia humana, la luz fue revelada, las vidas transformadas y la reconciliación es un hecho.

¿Cómo predica y enseña la Iglesia, hoy? Allan Boesak el gran teólogo y líder negro de Sur Africa, ha dicho: "La reconciliación no es sentirse bién; es una lucha contra el mal.

Para poder reconciliar, Cristo murió. No podemos engañarnos. La reconciliación no significa tomarnos de las manos y cantar: "Negros y blancos unidos". Significa morir y sufrir; ofrecer nuestra vida por el bien de los otros. (Negro y reformado, Maryknoll, N.Y.: Orbis Books, 1984, pág. 29).

No todo lo que enseñamos en las iglesias es correcto. No se escucha el mensaje de reconciliación y transformación; y sus implicaciones no se entienden. La gracia y la verdad no han redimido el sufrimiento de muchos seres humanos. La Iglesia, las congregaciones, incluyendo muchos ministros y muchas ministras, han perdido contacto con el lenguaje, símbolos y textos de la fe. Muchas personas se sienten faltos de conocimiento e inarticulados en su fe. Los sistemas educativos han fracasado debido a lo individualizados y fragmentados que son. Puede ser un fracaso de la Iglesia; ser precisamente la Iglesia—ser Cristo visible y encarnado, ser un agente de reconciliación en el mundo. Pero, parte del fracaso radica en los ministerios educativos de la Iglesia, y el pueblo de Dios está pidiendo un cambio.

Dentro de la "Iglesia Unida de Cristo (UCC)", la Junta de Ministerios Domésticos (UCBHM), a través de la División de Educación y Publicación, tiene la responsabilidad de los ministerios educativos de la Iglesia.

En 1985, la Junta de Directores de la Junta de Ministerios Domésticos, adoptó su posición sobre la misión; al hacer un llamamiento hacia una reforma profunda y creativa en los ministerios educativos de la Iglesia. Esta visión e intención nos hace pensar sobre lo inadecuado del sistema educativo, tanto en la teoría como en la práctica y el exceso de dependencia en la iglesia local como única responsable de la educación. Reconoce la necesidad urgente de las personas, iglesias locales e instituciones en redescubrir el lenguaje de la fe y en reclamar el poder transformador y reconciliador.

Durante el otoño del 1986, la División de Educación y Publicación comenzó a desarrollar "el concepto educativo; su programa y los recursos adecuados" para los ministerios educativos de la Iglesia Unida de Cristo.

Los siguientes pasos han sido emprendidos hacia ese fin:

Se han llevado a cabo estudios y discusiones para explorar necesidades y posibilidades para la educación.

Se desarrolló el lema de "Hacia una visión de la educación en la Iglesia Unida de Cristo".

Dicho lema será discutido en varios lugares durante la primavera de 1989, con atención particular en las preguntas sugeridas.

En mayo de 1989, el componente de la División de Educación y Publicación radicará propuestas para programas y recursos para la consideración de la Junta de Directores de la Junta de Ministerios Domésticos, y grupos subsiguientes tales como: instituciones e iglesias locales. La tarea asignada se completará en 1989 y comenzará el plan para su implantación.

Miramos hacia el 1990, como una década de reforma y renovación de los ministerios educativos. Bajo esa expectativa ofrecemos este documento para reflexión y discusión. Le invitamos a participar en el proceso, su respuesta a este documento, y sobre todo su compromiso con la educación equipa la Iglesia para el ministerio.


La Misión Educativa de la Iglesia Unida de Cristo

La División de Educación y Publicación, es la división programática responsable de los ministerios educativos de la Junta de Ministerios Domésticos. Está estructurada para que esta misión educativa produzca un alcance integral en la Iglesia Unida de Cristo. La tarea de la división es el desarrollo de un concepto educativo, el programa y los recursos adecuados basados en:

Conocimiento de cómo se capacita la Iglesia para educar las personas en su vida cristiana, su fe y discipulado, además de otros medios tales como: la escuela bíblica, vida congregacional y educación superior.

Alcances que no estén limitados al conocimiento sobre el ciclo de la vida humana o elementos culturales y ecológicos que afectan el aprendizaje humano.

El mandato anterior de la División de Educacióny Publicación adoptado por la Junta de Ministerios Domésticos de la Iglesia Unida de Cristo en 1985, provee el impulso y el contexto para el argumento que continúa.

La Iglesia como "cuerpo de Cristo", es una señal de sanidad y esperanza en un mundo fragmentado. Como miembros de ese cuerpo se nos ha confiado el mensaje de reconciliación y hemos sido hechos mayordomos de los misterios de Dios. (2 Cor.5:19; lCor. 4:1)


Hacia una Visión de la Educación en la Iglesia Unida de Cristo

El corazón humano esta necesitado de propósito y significado para sus vidas.

La Iglesia esta enmarcada por su visión, dirección y arrojo. La gente, tanto de adentro como de afuera, necesitan conocer las Escrituras, articular su fe y apreciar claramente la relación entre el evangelio y la realidad del mundo.

La Junta de Ministerios Domésticos de la Iglesia Unidade Cristo, al reconocer los cambios rápidos y radicales que ocurren en el orden natural y social, la ausencia de visión en la sociedad y el silencio frecuente de los cristianos y cristianas, llama a una renovación en el compromiso con la educación que equipe a los santos para el ministerio, (Ef. 4:12) Y señala la necesidad urgente en la transformación de las personas y nuestra vida común.

La Junta de Ministerios Domésticos, presenta una visión de la educación en la Iglesia Unida de Cristo, en la cual todos y todas se comprometan a aprender através de la vida en una variedad de medios.

Dicha visión requiere reformar la misión educativa de la Iglesia, la trayectoria histórica del ministro y la ministra como maestro y maestra, el compromiso del laicado en los ministerios educativos de la Iglesia. Perseguimos clarificar esta visión a través de la discusión, reflexión y acción que involucre toda la Iglesia Unida de Cristo; sus congregaciones y parroquias, conferencias y asociaciones, agencias e instituciones, ministerios y misión.

Por lo cual, afirmamos los siguientes principios fundamentales:

La misión de la iglesia comienza con Dios, quien crea, sostiene y redime el mundo y la vida.

Las personas de todas las edades y condiciones están alimentadas por la continua incursión en la fe y la experiencia cristiana; como también, por la constante búsqueda de sabiduría, justicia y belleza en la sociedad.

Los fundamentos para la misión educativa de la Iglesia Unida de Cristo son:

   El pacto de Dios con Israel y el testimonio apostólico de Jesucristo.
   La naturaleza, propósito y fe de la Iglesia.
   La presencia reformadora del Espíritu Santo.
   La historia y tradiciones de la Iglesia Unida de Cristo.
   El entendimiento cristiano del ser humano y la sociedad.
   El milenio social y cultural del mundo en el cual nosotros vivimos.

En cada nueva era, la Iglesia debe buscar modelos y métodos educativos que respondan y dirijan el cambio.

Dios nos enseña a través de fuentes inesperadas. Por lo tanto, los cristianos y las cristianas debemos abrirnos a todas las personas que persigan y sirvan a la verdad.

La educación en la Iglesia Unida de Cristo está reforzada y formada por la diversidad racial, étnica, cultural y geográfica de sus miembros.

La educación en la Iglesia Unida de Cristo debe tener sus raíces en la historia bíblica de la fe cristiana, en el llamado al discipulado cristiano y en la revelación transformadora de Dios en nuestro tiempo.

A la luz de esta visión y principios, la Junta de Ministerios Domésticos de la Iglesia Unida de Cristo, insiste en la necesidad de una reforma y una renovación de los ministerios educativos; y que la educación de la vida, la fe y el discipulado cristiano surga de la atención a la variedad de medios y temas a través de la vida.


Medios Donde Ocurre el Aprendizaje

El aprendizaje surje en una variedad de medios. Invitamos a la Iglesia Unida de Cristo a estudiar los medios donde la educación pueda señalar las necesidades de nuestro tiempo y las esperanzas y posibilidades del futuro.

Hacemos un llamado a la Iglesia a observar los talentos que hay en las congregaciones como escuela de fe y a mantener y apoyar su energía vital.

Otros medios incluyen los hogares, comunidad parroquial, escuelas; así como lugares de trabajo, lugares de belleza natural y artística y de acción social. Nuevos tiempos y medios, pueden proveer oportunidades de enseñanza-aprendizaje en la fe cristiana.

Al invitarles, afirmamos:

Que existen muchos medios para educar integradamente; y variedad de oportunidades para que el Espíritu de Dios se mueva y transforme.

Atender seriamente, la amalgama de medios (lugares, circunstancias) a través de los cuales la gente vive, enseña y aprende.

Interrogantes constantes y urgentes surgirán sobre la existencia humana en los diferentes medios.

Nuevas disposiciones para la enseñanza-aprendizaje llevarán a respuestas educativas creativas.


Educación a través de la Vida

El aprendizaje es importante a través de la vida. Invitamos a la Iglesia Unida de Cristo a unirse a nosotros y a nosotras en el que hacer educativo necesario que lleve a las personas a vivir en el amor de Cristo y a discernir el discipulado en sus vidas.

Al hacer ésto, afirmamos:

La educación de los seguidores y seguidoras de Jesucristo, es un proceso a través del cual nuestras vidas se capacitan y se abren al presente y futuro dominio de Dios, al apoyar y promover el discipulado y al enriquecer la vida personal y social.

El aprendizaje ocurre en una variedad de formas: estudio y reflexión, en acción y meditación, en práctica y disciplina, en la adoración y los sacramentos, en oración y celebración.

Las realidades y necesidades de la vida, son momentos para aprender, p.e., al lidiar con las crisis sociales y personales de la vida; al luchar con problemas morales; al investigar el significado de la vocación cristiana, respaldar el impacto científico, tecnológico, económico y político de los individuos y naciones, y al reconocer y al oponernos a toda injusticia.


Un Llamado al Diálogo

Esta visión emergente y de reforma continua de la misión educativa de la Iglesia Unida de Cristo, requiere la imaginación y creatividad de todos y todas en la Iglesia Unida de Cristo y sus colegas en la educación. Puede haber reforma si proviene del sentido de necesidad y posibilidad. Por tanto, llamamos a un diálogo, así como vamos en pos de la visión.  

Section Menu